Vida

Por: Staff Banco Promerica

 

Todos los finales de año nos proponemos nuevas, nuevos retos, nuevos propósitos, pero muy pocos logramos alcanzar esas metas y terminamos tirando la toalla a final al final de enero. Por esta razón hoy te presentamos tips para que sigas con tus propósitos de año nuevo y cumplas tus metas.

 

  • No busques cumplir muchos

En lugar de tener muchos propósitos incumplibles y poco objetivos, mejor establece unos pocos que sean alcanzables y específicos. Por ejemplo, en vez de proponerte solo bajar de peso, establece una meta más específica, como perder 5 kilos en dos meses, así trabajarás con mayor convicción.

 

  • No te fijes en tus fallos anteriores; enfócate en las soluciones.

Si no lo lograste de una manera, busca una nueva forma de hacerlo que se acomode más a tu forma ser o estilo de vida.

 

  • Empieza cuanto antes

Olvídate del típico “empiezo el lunes”, ya que de acuerdo a la psiquiatra Hinda Dubin, no hace falta esperar a sentirse lleno de energía y plenamente motivado para empezar.Cualquier pequeña acción dirigida a conseguir el objetivo facilita que lo consigas y entre más pronto inicies, mejor.

 

  • Disfruta el presente

No te agobies pensando en todo lo que te falta para llegar al objetivo final, piensa solo en las cosas que puedes hacer hoy y en cómo contribuyen a tu propósito. Pensar en lo que falta puede sabotearte y desanimarte, mejor disfruta el día en el que vives.

 

  • No te angusties si a veces los viejos hábitos regresan.

Considéralos una recaída temporal.

 

  • Celebra los pequeños logros

No es necesario esperar hasta conseguir el objetivo para darte un estímulo, por cada avance otórgate un proemio que te haga sentir bien y te impulse a seguir adelante con entusiasmo.

 

  • Dile adiós a los ladrones del tiempo

¿Sabías que a diario estamos más de 10 horas viendo el celular? Aprovecha mejor ese tiempo para iniciar con tus propósitos. Muchos dicen que no cambian sus hábitos porque no tienen tiempo, pero la realidad es que desperdiciamos mucho en cosas que no nos aportan nada.

 

  • ¿Por qué quieres lograrlo?

Es muy importante definir honestamente la razón principal para lograr tu meta, porque eso te dará motivación.

Algunos estudios afirman que encontrar el verdadero valor personal de alcanzar una meta disminuye las posibilidades de fallar y es una forma de que el cerebro acepte la nueva actividad.

 

  • Identifica cuáles son tus creencias limitantes

en relación con posibles objetivos que a pesar de ilusionarte has aplazado para otro momento. Existen muchos límites autoimpuestos. Algunos llevan la forma de “no puedo”

 

  • Qué distancia te separa del estado deseado

que define el cumplimiento de estas metas? Diseña un plan de acción que una tu situación actual con ese punto de llegada. Este plan de acción es flexible ante los posibles cambios que demanden las circunstancias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

ocho − siete =

Publicar comentario